Descubriendo mi tipo de piel

Antes de empezar queremos recordarles que el contenido de este post no remplaza la consulta de un especialista, en este caso un Dermatologo, recordar siempre que los profesionales de la salud estudiaron un montón para poder ejercer su especialidad, ningún post de internet, ni ningún coach de salud o ese tipo de gente remplaza la opinión medica, siempre que tengan un problema de salud o emocional vallan con un profesional de la salud, no se dejen engañar por las falsas promesas de curación que ofrecen muchas personas y paginas en la red. Como siempre decirles que el fin de este blog es informar y compartir con ustedes conocimientos básicos o intermedios sobre determinados temas, pero definitivamente nada de lo que esta escrito en este blog remplaza la consulta de un especialista.

Como muchos sabrán la piel es el órgano más grande de todo el cuerpo y hay cuatro tipos básicos de piel sana: normal, seca, grasa y mixta. El tipo de piel se determina genéticamente. No obstante, el estado de nuestra piel puede variar considerablemente según los diversos factores internos y externos a los que es sometida.

Primero que nada, tenemos que entender cuáles son los tipos de pieles para poder identificar la nuestra:

  • La piel normal: es aquella piel bien equilibrada. El término científico para la piel sana es eudérmica.
  • La piel seca: este tipo de piel que es aquella que produce menos sebo que la piel normal. Como consecuencia de la falta de sebo, la piel seca carece de los lípidos que necesita para retener humedad y formar un escudo protector frente a influencias externas.
  • La piel grasa: es un tipo de piel con una producción acrecentada de sebo. 
  • La piel mixta: como su nombre indica, es una piel que consta de una mezcla de tipos de piel.

Lo que escribimos anteriormente es una vista muy simplificada del tema, ahora vamos a pasar a detallar las características de cada una para que puedan identificar con facilidad la vuestra.

Piel Normal

El tipo de piel “Normal” es un término utilizado ampliamente para referirse a la piel bien equilibrada. El término científico para piel sana es eudérmica. Aunque la zona T (frente, mentón y nariz) puede ser algo grasa, el sebo y la humedad globales están equilibrados y la piel no es demasiado grasa ni demasiado seca. Tengan en cuenta que muchas veces las pieles normales generan un exceso de grasa por las condiciones atmosféricas y por la contaminación que hay en la actualidad, esto provoca que los poros se obstruyan y la piel genere mas sebo.

Tienes piel normal si:

  • Es suave al tacto y los poros son muy poco visibles.
  • Es una piel sin imperfecciones visibles.
  • Está bien hidratada, y permite adaptarse bien a distintas temperaturas y concentraciones de humedad. Así, puede combatir bien las agresiones contra los rayos solares y contaminación.

 Piel Seca

 Este tipo de piel puede perder la humedad a través de la transpiración. El estrés, la actividad física o el calor pueden potenciar este proceso. Como resultado de la falta de sebo, la piel seca no cuenta con las grasas necesarias para poder retener la humedad.

Este tipo de piel necesita cuidados extras a la hora de establecer una rutina SkinCare, además de usar productos de maquillaje específicos para tu tipo de piel, se recomienda tener cuidado con los productos con alcohol porque pueden resecar mas la piel e irritarla.

Tienes piel seca si

  • Tu tacto es muy áspero, no sientes una textura “aterciopelada”.
  • Notas una tez apagada u opaca, incluso con manchas rojas en la piel.
  • Notas tirantez y picor con mucha frecuencia. Incluso, notas pequeños rasgos prematuros de envejecimiento, como pueden ser las líneas de expresión.
  • Se enrojece fácilmente y presenta una falta de flexibilidad

Piel Grasa

Este tipo de piel produce un exceso de sebo, lo cual se puede dar por cuestiones de salud como una mala alimentación, no hacer ejercicio, la pubertad o la genética. Lo importante para este tipo de piel es usar productos específicos para tratarla para que siempre este limpia y sana, si tiene acné lo mejor será siempre ir a un especialista en este caso un dermatólogo para que les indique como tratar correctamente el acné.

Tienes piel grasa si:

  • Presentas muchos puntos negros
  • Observas brillos en todo el rostro.
  • Tus poros se ven muy dilatados y ensanchados. Se llegan a distinguir a simple vista.
  • Notas una textura irregular, no uniforme.

Piel mixta

En el caso de una piel mixta, las imperfecciones se localizan, sobre todo, en la parte media de la cara: frente, nariz y mentón, que comúnmente se conocen como la zona T. El resto del rostro y el cuerpo pueden tener piel normal o hasta seca. La piel mixta está desequilibrada y es susceptible de sufrir agresiones. Por eso es importante siempre usar productos específicos para cada tipo de piel.

Tienes piel mixta si:

  • En tu nariz, frente y barbilla presentas zonas brillantes características de piel grasa (en la llamada zona T).
  • En las mejillas y en la sien más bien encuentras una textura tosca, una piel seca.
  • Predominan los poros dilatados en el rostro.

Y ahora qué sabes todo esto… ¿Cuál es tu tipo de piel? comenta abajo si ya sabias que tipo de piel tienes y cuál es tu rutina de cuidados diarios!

¡esperamos que les haya gustado!

¡Nos leemos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s